AnálisisFeaturedVideojuegos

Analizamos Voez para Nintendo Switch, el nuevo juego musical de los creadores de Cytus

El género musical no es algo nuevo en el mundo de los videojuegos, pero sin embargo, no es el que más frecuente encontramos en nuestros dispositivos, ya que son pocos los juegos que innovan lo suficiente como para sobresalir. Uno de estos, sin duda, es VOEZ.

Algunos como Step Manía/Dance Dance Revolution hace años en las recreativas, seguidos por el Osu Tatakae Ouendan/Elite Beat Agents en nuestras DS, ya dejaba claro que el ritmo y la música eran un estupendo motivo por el que estar horas pegados a nuestra videoconsola. Y si en una pantalla táctil, este género funcionaba de fábula, era fácil imaginar que en nuestros Smartphones también tendría éxito, como pasó con un grande de la saga: Cytus. Si habéis probado este increíble juego musical, os podéis imaginar lejanamente en qué consiste Voez.

Ritmo y color

Todo comienza con una sencilla interfaz, basada en líneas rectas, cuadros y rombos, en la que podremos seleccionar una canción viendo el nivel de dificultad. Tras un breve tutorial que nos explica cómo tocar y en qué momento cada una de las notas rítmicas, empezaremos a jugar. No hace falta más explicación, y podrá parecer sencillo al principio, pero si su predecesor logró sorprendernos, Voez no iba a quedarse atrás.

En este caso, la pantalla se divide en diversas líneas verticales por las que irán descendiendo las notas hasta el punto inferior, en el que vemos un pequeño rombo negro. Será en ese momento cuando debemos tocarlas en la pantalla táctil, siguiendo el ritmo de la música. ¿Sencillo? Eso parece, hasta que nos demos cuenta de que estos carriles verticales también se mueven de un lado a otro, siguiendo la canción, nos hacen seguirlos con los dedos o “bailan” junto a nosotros.

Hay varios tipos de notas: las que solo son pulsadas, las que pueden deslizarse, empujando con ellas levemente el carril, o las que deben ser pulsadas, por ejemplo.

Es, en general, un juego para relajarse con melodías de distintos ritmos aunque con un estilo similar, donde disfrutaremos de sonidos de piano, voces japonesas e instrumentos digitalizados mientras tratamos de no dejar escapar ninguna nota, siendo absorbidos por él durante horas, tratando de superarnos y completar los retos más difíciles.

Podréis probar la DEMO en vuestra Switch, aunque para mi gusto, tiene un pero, y es que dicha demo solo dispone de tres canciones. Eso es chocante, ya que en vuestro smarthphone disponéis del juego prácticamente completo, con la salvedad de que van rotando las canciones y de que de vez en cuando, tenéis que ver algún anuncio publicitario. No hubiera estado mal poner alguna que otra canción más en su versión demo.

Aun así, es suficiente para probar lo que las palabras no pueden describir y juzgar por vosotros mismos. Y por supuesto, si os gusta, recordad que en vuestros Smartphone disponéis también de Cytus, el anterior juego de la saga, similar pero diferente.

Tendremos que practicar hasta poder completar canciones como esta:

¿Por qué probar VOEZ?

Lo que más os va a gustar de este juego son obviamente sus canciones, pero otro de los componentes más notables es su belleza visual. Nos deleitará continuamente con bellísimas ilustraciones, luminosas y en colores suaves, que harán de toda la experiencia algo muy chill out dentro de la agitación rítmica que podamos sentir. Es lo suficientemente diferente al resto de juegos similares, con el componente de los carriles verticales que bailan con nosotros, como para que merezca la pena darle, al menos, la oportunidad de probar la demo o descargarlo en nuestros móviles. Además, en estos dos casos, es gratis. Y si además queremos más, siempre podemos comprarlo, por 20,99€.

 

Etiquetas

Artículos relacionados