Anime y MangaFeaturedReviews

Una serie para dejarte sin aliento: Ataque a los Titanes

Hoy voy a hablaros de una de las series shonen más populares y renombradas de los últimos años: Ataque a los Titanes. Muchos, sin embargo, la conocimos por su nombre original antes de que llegara a nuestro país: Shingeki no Kyojin, o SNK.

La serie comienza con una premisa muy intrigante:

«Existen unos seres humanoides de proporciones colosales llamados titanes, que han llevado a la humanidad a la extinción casi total. Muy pocos humanos sobreviven en la última ciudad, protegidos por altos muros como única barrera frente a los titanes.»

Como os podéis imaginar, nadie sabe de dónde o cómo han surgido estos seres. Los titanes tienen aspecto humano, sin órganos sexuales, sin ropa, y sin inteligencia, tan solo tienen una terrible sed de sangre. Casi invulnerables, deambulan por todo el mundo, sin rumbo aparente, pero cuando ven a un ser humano, lo destruyen sin miramientos.

Y de repente, un día… titanes.

El último reducto de humanidad que queda, dentro de la ciudad amurallada, se ha mantenido a salvo desde hace más de un siglo, pero la tranquilidad no iba a ser eterna. De repente, de la nada, aparece un gigantesco titán, mayor que los propios muros, destroza uno de los muros de la ciudad y deja paso a los titanes, que comienzan la destrucción.

Eren Jaeger, tras presenciar cómo arrasaban todo lo que él amaba, decide que su objetivo en la vida será acabar con todos los titanes, uniéndose al ejército especializado en la investigación y destrucción de estas criaturas.

Sin embargo, tendrá muchas incógnitas que descubrir, y esto será lo que nos mantenga pegados a la pantalla durante horas. Bueno, eso, y la acción a raudales con la que nos deleitará cada episodio.

Lo advertimos: hay sangre. Y mucha.

Anime brillante. Manga… quizá no tanto.

Lo primero que podemos ver en el anime es un aspecto pulido y un estilo de dibujo impactante, con un movimiento muy fluido y dinámico en entornos con cámara tridimensional para acompañar los rápidos movimientos de los personajes en su ataque a los titanes.

Esto se traduce en unas escenas de acción que nos dejarán sin aliento, acompañadas de una brillante BSO que ya logra atraparnos desde el opening.

Además, el anime tiene un gran acierto desde el aspecto narrativo: corregir al manga.

No es la mejor narrativa escrita, pero en el anime lo bordan.

Podríamos decir que el autor del manga no es el mejor dibujante, ya que en muchas ocasiones cuesta distinguir entre sí a los personajes, pero este no es el peor punto. Su narrativa es altamente confusa, dando a veces saltos temporales sin previo aviso, llevándonos de golpe a momentos y lugares que el espectador desconoce y que nos dejan descolocados en más de una ocasión.

Por suerte, en el anime, reordenan las escenas y hechos de forma que es mucho más fácil de comprender, con un sentido lógico, y sin perder la gran intriga que nos invadirá a lo largo de toda la serie.

Por lo tanto, si el manga, aún con esos fallos, logra atraparnos y hacernos preguntarnos mes a mes qué va a suceder, el anime de Ataque a los Titanes es una obra brillante, con violencia pero intriga, y con uno de los mejores estilos visuales de los últimos años.

El manga, cuyo primer volumen se editó en 2010, lleva 31 tomos, con 127 capítulos hasta el momento. Al principio la idea era acabar la trama en 2018, pero debido al éxito de la serie, se permitió más libertad a Isayama, extendiendo así la obra. El autor confirmó que es su deseo terminar el manga en 2020.

El anime lleva tres temporadas, con un total de 59 episodios y 8 OVA, y se ha confirmado la cuarta y última para finales de este año.

Sin más, os dejo el primer opening de la serie y el tráiler, por si mis palabras aún no os convencen.

Etiquetas

Artículos relacionados