AvancesFeaturedVideojuegos

Diferencias en God of War 4: Desvelan por qué Kratos ya no lleva sus dos espadas

El E3 ha traído muchas cosas y quizá una de las más llamativas sea la aparición de un nuevo God of War que pretende continuar con la saga que tan buenos resultados les ha ido dando a lo largo de los años.

Sony no presentó nada nuevo durante este E3, pero sí se mostraron alguno de los proyectos, presentados el año pasado, que comienzan a tomar forma pero que no estarán disponibles hasta bien entrado el 2018. Uno de estos proyectos ha sido el nuevo Good of War que, para bien o para mal, ha cambiado sustancialmente de lo que conocíamos.

Quizá demasiado, porque algunos fans no reconocemos a Kratos en las nuevas imágenes y es que los años parecen haberle pasado factura. Kratos se nos ha hecho mayor, ahora tiene un hijo y parece haber superado su afán de venganza contra Ares después de que este le engañase para asesinar a su mujer y su propia hija. Así de envejecido nos lo hemos encontrado en el nuevo God of War.

Sí, seguimos viendo al mismo tipo de piel cenicienta y tatuajes rojos pero con unos cuantos años más encima. No parece que esto vaya a suponer un problema a la hora de repartir leña, aunque sí que vamos a encontrar un cambio sustancial que a muchos les puede contrariar: despedíos de las dos espadas con cadenas (del Caos, de Atenea o del Exilio). Ahora Kratos porta un hacha. Sin embargo, antes de entrar con el nuevo arma y los motivos por los que sus creadores han decidido olvidarse definitivamente de su equipación característica, vamos a tratar otra diferencia que nos ha dejado particularmente extrañados.

¿Os habéis fijado en la mirada de Kratos? Sí, parece que el odio de la primera etapa se vuelve algo más ligero en esta última entrega, aunque no es eso. A Kratos le ha cambiado el color de los ojos… A la luz, generalmente se le podían ver de un tono amarillo, pero en realidad Kratos siempre ha tenido los ojos marrones. Ahora, la edad que no perdona, ha logrado lo que no consigue ni la cirugía estética: Kratos en su etapa más madura tendrá los ojos entre grisáceos y azulados. No, no es algo que nos hayamos sacado de la manga simplemente porque veamos que los ojos del primer Kratos parecen más oscuros, es que incluso el busto exclusivo edición de coleccionista – del que solo se fabricaron 100 unidades – creado por Gaming Heads, tiene los ojos marrones.

Se conoce que desde SCE Santa Monica Studio han querido darle un aspecto de serena madurez y han optado por un color más claro de ojos. Sumado a este detalle, la poblada barba y alguna arrugas de más, han hecho que muchos fans se pregunten si en realidad este nuevo personaje es o no Kratos, pero sin duda lo sigue siendo pese a que ahora en vez de mantener sus características espadas se haya decantado por el hacha.

hacha de kratosEvidentemente Kratos no va a llevar un arma común, así que el hacha no es un hacha vulgar para cortar leña, sino que este nuevo arma tendrá el poder del hielo. Con capacidad para provocar daño por frío, el hacha de Kratos cambiará la forma a la que nos habíamos acostumbrado a jugar con este personaje.

“Estuvimos experimentando con un montón de armas, un montón de cosas diferentes. Creo que queríamos crear una identidad, porque para mí las espadas representan tiempos muy oscuros en la vida de Kratos. No son sólo un arma para él. Son su Letra Escarlata. Son la prueba de que alguien le engañó, de que hizo un mal trato, de que cometió un error. Poderosas, pero creo que también poderosamente cargadas en su emoción. Así que creo que una parte de él quiere pasar página dejando las espadas atrás“, explicaba Cory Barlog, director del God of War de PS4 y de God of War II (PS2) durante el E3.

SCE Santa Monica Studio ya había anticipado que este nuevo God Of War significaría un nuevo comienzo pese a que se trate de la continuación de la tercera entrega. Por este motivo, han querido darle un nuevo arma al espartano y dejar a un lado las espadas.

“Nos da libertad para experimentar con lo que realmente queremos hacer. Honestamente, creo que el momento mágico con el hacha tuvo lugar cuando un programador y diseñador de combate dijo ‘tengo una idea guay’. Poder lanzar el hacha, que se quede clavada en cualquier parte del mundo y entonces llamarla de vuelta. Al jugar con eso, te das cuenta de que puedes golpear a los enemigos, lanzarla tras ellos, ponerte delante y llamarla para que les golpee por la espalda”, explicaba Barlog.

El argumento para cambiar el arma no es malo, un cambio de forma de juego, una nueva etapa, pero ¿a vosotros que os parecen estos cambios? ¿Reconocéis a Kratos o creéis que se ha perdido un poco su identidad?

Etiquetas

Isis Vecino

Periodista y ahora especialmente volcada en gaming y tecnología ¡Por fin!

Artículos relacionados