AnálisisFeaturedNoticiasVideojuegos

Analizamos Ultra Street Fighter II para Nintendo Switch

Motivado por el 30 aniversario del primer Street Fighter acaba de salir al mercado Ultra Street Fighter II: The Final Challengers para Nintendo Switch  editado por Capcom.

Ultra Street Fighter II: The Final Challengers presenta una remasterización de Street Fighter II, el juego que más ha influido en el género de los videojuegos de lucha desde que apareció en los salones recreativos allá por el año 1991.

Street Fighter II ha aparecido anteriormente en otras videoconsolas (incluso en HD) como Super Nintendo, PC, Wii, PlayStation o Xbox y portátiles como GameBoy, pero podemos decir que esta reedición aporta algo más que gráficos mejorados (en la version HD) o nuevos personajes. Gracias a la versatilidad de Nintendo Switch, que nos permite jugar solos o acompañados, en el sofá de casa o en el bus, podemos volver a disfrutar de este mito del arcade.

Además de la clásica versión Arcade, añade nuevos modos de juego como el Combate dúo, en el que podemos jugar con otro amigo contra la máquina, el juego online, que nos permite enfrentarnos a jugadores de todo el mundo y escalar en la clasificación mundial y el modo «Camino del Hado«, un modo totalmente revolucionario donde nos podemos poner en la piel de Ryu usando los JoyCons como puños y efectuar los famosos Hadoken, Shoryuken y Tatsumaki Shempukyaku y el supercombo especial Shinku Hadoken. Además ofrece la posibilidad de personalizar los colores de los personajes.

Violent Ken y Evil Ryu

Estos son los dos nuevos personajes que aparecen en el juego desde el principio. No es necesario desbloquearlos y tampoco son completamente desconocidos. Ken y Ryu son famosos de sobra, pero estos dos nuevos personajes ofrecen movimientos adicionales y un modo de juego completamente diferente a sus alteregos de siempre.

Los novatos lo tienen un poco más fácil

Recordar los combos no era nada sencillo, tal vez por eso muchos aporreábamos los botones con energía, pero la realidad es que una vez que nos aprendíamos la forma de hacer determinados ataques las explotábamos hasta la saciedad. Muchos recordaremos combinaciones como la media luna abajo y puñetazo, pero las nuevas generaciones de gamer no van a recordar todos y cada uno de aquellos combos, por eso Capcom ha aprovechado las nuevas capacidades de Nintendo Switch para ayudar a los más novatos. Con la implementación de la pantalla táctil, ahora los combos se pueden sin necesidad de tocar un solo botón, tan solo siguiendo las instrucciones.

Modo galería para los más nostálgicos

Hace años salió un libro de arte de este videojuego (Street Figther Art Works: Supremacy) que, actualmente, está descatalogado. Capcom ha pensado en los fans más entusiastas y ha creado el modo galería, donde podemos ver los diseños extraídos del libro, así como volver a escuchar la banda sonora.

Más allá de gráficos HD: el poder de la nostalgia

Parce que las nuevas generaciones de gamer solo reconocen un gran juego por la calidad de sus gráficos y, tal vez, sea por eso que Nintendo Switch está teniendo tanto éxito entre los veteranos. Street Figther es un clásico de los años 80 con 30 años a sus espaldas y el lanzamiento de Street Figther II declaró el Boom de los juegos de peleas en casi todos los salones recreativos.

¿Quién no recuerda quedar con los amigos, con los bolsillos llenos de monedas? ¿Cómo olvidar el ruido constante de aquellos botones de colores al ser pulsados con la rapidez del rayo? ¿Los empujones por coger el primero la máquina? ¿La espera casi interminable para que el chaval que teníamos delante acabase su partida?  Ahora podemos disfrutar de todo aquello en nuestra casa, en casa de un colega o en el autobús, en pantalla grande o pequeña, aporreando los botones de nuestro mando o golpeando al aire con los Joy-Con.

Street Figther II sentó las bases del género de lucha. Seguramente todos los niños de los 80 y 90 han jugado al menos una vez a este juego, por eso, se ha convertido en referente. Street Figther II consiguió lo que ningún juego de lucha había conseguido hasta el momento y lo que ningún juego posterior ha logrado aún. En nuestra opinión, los juegos posteriores de este género se han dedicado a hacer refritos con la fórmula magistral del Street Figther.

Si a todo esto añadimos que, ahora, podemos enfrentarnos a jugadores de cualquier parte del mundo en modo online y que ya no solo estamos limitados a las partidas contra la máquina, este juego se convierte en esa pieza de coleccionista que no puede faltarnos.

No todo podía ser bueno y, quizá por eso, hayamos encontrado algún que otro punto negativo. Por ejemplo, en el modo «Camino del Hado» debería mejorar en cuanto a reconocimiento de los movimientos de los Joy-Con, ya que a veces se hace algo tedioso e incontrolable. Por otra parte, se echa en falta esas fases intermedias o retos en las que teníamos que destrozar un coche o destruir los barriles de una bodega. Sin embargo, la balanza sigue decantándose hacia el lado positivo.

Etiquetas

Manuel

Gamer chapado a la antigua que añora aquellos tiempos donde los 16 bits eran una pasada. Mi juego preferido "The Secret of Monkey Island". Si Guybrush volviera...

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *