FeaturedGuías y TrucosVideojuegos

Monster Hunter Rise – ¿Eres nuevo en el gremio?

¡Todos los datos que necesitas saber para comenzar!

Finalmente, los fans de Nintendo pueden disfrutar de un Monster Hunter a la altura de la saga. MH Generations se centraba más en cazar un amplio listado de monstruos, pero Monster Hunter Rise recupera la esencia de la saga, ¡y de qué manera!

¿En qué consiste un Monster Hunter?

Los Monster Hunter no son los juegos con más argumento del mundo. Todos tienen una premisa parecida: los humanos viven en el territorio de diversas criaturas y monstruos, y deben acabar con ellos para no terminar siendo destruidos. Dicho de otra forma: cazar monstruos.

Las bestias de este juego tienen la apariencia de dragones, wyverns y dinosaurios entre otros. Como puedes imaginar, son bastante duros de roer. Por suerte hay diversos niveles de dificultad para poder aprender de forma progresiva. De hecho, tendremos que derrotar primero a criaturas débiles para poder ir forjando armas y armaduras mejores, con las que enfrentarnos a los seres más poderosos.

Aunque suene sencillo, no lo es en absoluto. El juego goza con multitud de mecánicas que tendremos que dominar si queremos hacernos con las mejores presas. Con nuestros consejos, tendrás todo lo que necesitas para entrar en el gremio.

Armas y armaduras

Lo primero que deberías saber es que en Monster Hunter, tu personaje no subirá de nivel ni poder. Serás siempre el mismo humano. Para mejorar, debes forjar y mejorar tu equipamiento, ya que de eso dependerá tu eficacia en combate. Afortunadamente existe una amplia variedad de armas y armaduras. Dominarlas puede ser la diferencia entre sobrevivir a las cacerías, o ser derrotado por los monstruos.

En primer lugar hablaremos de las armas. Existen 14 tipos diferentes, todas con sus mecánicas y habilidades únicas. Lo mejor es probar cada tipo en los tutoriales y ver cuál se adecúa más a nuestra forma de jugar.

Las armas grandes como el espadón o el hacha espada, por ejemplo, hacen mucho daño a los enemigos pero son realmente difíciles de usar. Al ser muy pesadas, al personaje le costará trabajo blandirlas. Las armas más ligeras, en cambio, harán menos daño. Un arma afilada, como la katana, ayudará a hendir con facilidad las pieles más duras. Un arma roma, como el martillo, quebrará las armaduras más rígidas. También tendremos armas a distancia, como la ballesta o el arco. ¡Todo depende de tus gustos!

Si no te decides por un solo tipo de arma, ¡no pasa nada! Podrás forjar distintas armas para ir cambiando una u otra según a qué te enfrentes. Además de esto, cuando caces monstruos, podrás usar sus piezas y trozos para mejorar aún más tus armas.

Existe un árbol de armas para que veas todas las mejoras posibles, y escojas en cuál de ellas invertir tus materiales. Tendrás que derrotar a los monstruos en más de una ocasión para reunir todo lo que necesitas. ¡A cazar se ha dicho!

Lo mejor será tener armas con distintos atributos elementales, dependiendo de la criatura a la que queramos enfrentarnos. Lo mismo sucede con las armaduras. Todas estas tendrán bonificaciones relacionadas con el monstruo del que provienen sus piezas, tendremos que elegirlas con cuidado en cada misión.

Camaradas felynes y canynes

Otro de los puntos clásicos de los Monster Hunter son los camaradas. Poco a poco, los felynes han ido ganando protagonismo, siendo nuestros indiscutibles compañeros. Ahora al fin tendremos, además acompañantes cánidos.

Los felynes se centrarán en habilidades diversas como robar objetos, curarte o luchar, mientras que los canyne, además de ayudarte, tienen una nueva función: servirte de montura.

Es difícil saber cuál escoger, así que te recomendamos fijarte en sus habilidades de combate. Cada camarada tiene un rol y unas habilidades que marcarán su comportamiento en combate. Al principio suele ser recomendable escoger un felyne sanador, pero es una elección personal.

Cuando el juego avanza un poco, tendrás la opción de contratar a más camaradas. Además de acompañarte en las misiones, pueden cumplir otras muchas funciones. Puedes enviarlos a negociar objetos que necesites, o incluso a realizar misiones como mercenarios más adelante.

Lo mejor es llevar siempre contigo a un camarada de cada tipo. ¡No olvides fabricarles equipamiento!

Fabrica objetos de toda clase

Desde cualquiera de los baúles puedes preparar los objetos que llevarás a las misiones. En los mapas existe una gran variedad de enemigos pequeños, plantas, hongos, minerales, etc, que combinados pueden servirte para obtener objetos de ayuda. Entre estos objetos fabricados puedes encontrar desde las imprescindibles pociones, hasta trampas, bombas y toda clase de útiles.

Es imprescindible tener una buena reserva de materiales para disponer siempre de un buen surtido de objetos, especialmente, cuando te enfrentes a los enemigos más poderosos.

¡Al rico dango!

En los Monster Hunter existe un servicio de cocina, listo para dar una buena comida a lo cazadores antes de que partan a sus misiones. Los platos que comemos podrán activar una serie de habilidades que nos serán de gran ayuda durante la próxima misión que hagamos.

En este caso, los platos especiales de la aldea Kamura son los deliciosos Dango. Los podemos pedir sentándonos en la Cantina antes de ir a una misión. Si se nos olvida, no pasa nada. Una vez en la misión, podremos comer dangos en la tienda de campaña del campamento base.

Al escoger los dango podremos ver las habilidades que podrían activarse con cada uno. Seleccionaremos un máximo de tres. Cada habilidad tiene un % de activación. Si vamos a una misión compleja y queremos estar seguros de que todas las habilidades se activen, podemos gastar un cupón dango.

Cordópteros: ¿Qué son estos bichos?

Se trata de una de las mecánicas más novedosas de Monster Hunter Rise, así que toma nota, porque los usarás y mucho.

Estos insectos son capaces de crear una serie de lazos que los cazadores utilizarán para multitud de funciones. Tendremos el indicador de cordóptero en la parte inferior de la pantalla. Cuando usemos una acción especial, gastaremos temporalmente un indicador. Tardará unos instantes en regenerarse. Podremos encontrar en las pantallas cordópteros salvajes con los que aumentar nuestro contador en 1 de forma temporal.

Una de las primeras funciones de los cordópteros es el salto. Nuestro personaje no puede saltar grades distancias, pero apuntando con ZL y usando después ZR, podremos usarlos como «gancho» para alcanzar un borde alto. Si nuestro personaje no llega al borde, tras unos pasos se impulsará hacia detrás. Es el momento para usar nuevamente nuestro cordóptero y dar un nuevo salto, y así llegar a rincones de gran altura. ¡Tendremos que practicar para dominarlo!

Otra de las funciones es montar en wyverns. En ocasiones, cuando los monstruos estén débiles, podremos amarrarlos con nuestro cordóptero para subirnos encima, cabalgar sobre él y atacar. Esto nos ayudará a hacer mucho daño a otros monstruos en pantalla. En ocasiones podremos romper piezas de su cuerpo y ganar mejores recompensas, además de dañar a ambos monstruos.

Sin duda, estos bichos nos serán de gran ayuda. Al principio cuesta un poco pillar la mecánica pero al final termina siendo más intuitiva de lo que parece.

Vamos a por los monstruos. Consejos para principiantes.

¡Ya estamos listos! Hemos forjado nuestra armadura y nuestra arma, hemos comido dango y llevamos pociones. ¿Qué más deberíamos saber?

1.- No olvides recoger los objetos del baúl.

Nada más aparecer en el campamento base al inicio de la misión, veremos una tienda de campaña y un baúl azul. En la tienda de campaña podremos organizar nuestro inventario y equipamiento, y comer dangos, si se nos olvidó hacerlo en la ciudad. En el baúl azul podremos coger objetos de suministro. Vienen bien, y se devuelven al acabar la misión si no los has utilizado. Siempre se agradece esta ayuda extra.

2.- No seas ansias con los golpes a los enemigos.

Los monstruos grandes suelen ser fuertes y rápidos. Aunque nuestro instinto, tras jugar a muchos juegos de acción, sea golpearlos como locos, aprenderemos muy rápido una importante lección. Estos monstruos, de pocos golpes, pueden noquearnos y ponernos en serios problemas.

Por este motivo recomendamos observar sus movimientos, dar solo algunos golpes y esquivar. Es preferible dar pocos golpes y apartarte a tiempo, que tratar de completar un combo y llevarte un buen mordisco.

3.- ¡Haz pedazos al monstruo!

Y lo decimos de forma literal. Todos los monstruos grandes tienen partes rompibles en sus cuerpos. Necesitaremos dar los suficientes golpes localizados para lograr quebrarlas. Gracias a esto podremos recolectar materiales que quizá no se puedan obtener de otra forma, además de perjudicar a nuestro enemigo.

Una de las piezas rompibles más comunes es la cola. No es nada fácil apuntar a una parte concreta del cuerpo de un monstruo que no para quieto, pero la recompensa merece la pena. A este Ludroth le han dejado las esponjas hechas rodajas.

4.- ¡Usa el entorno a tu favor!

En los mapas hay infinidad de pequeñas criaturas que te darán sustanciosas ventajas. Según su tipo, algunos de ellos nos darán mejoras en nuestro ataque, defensa o máximo de vida. En otros casos, podremos recoger los pequeños animales de fauna local para usarlos de diversas formas. Otros incluso servirán como cebo para los monstruos grandes, mientras que otros, por ejemplo, pueden ayudarnos a sanar nuestra vida.

5.- ¡Explora!

La mayoría de misiones tiene una duración de 50 minutos. Cuando cumplas tu objetivo regresarás de forma automática a la aldea. Por ello, el consejo es explorar todo lo que puedas tratando de conseguir todo el material posible antes de finalizar tu misión.

Con esto, estamos seguros de que estás preparado para entrar al gremio de cazadores. No olvides seguirnos en nuestras Redes Sociales para contarnos tu experiencia y consultar tus dudas. Te mantendremos al tanto en nuestra web.

¡Feliz cacería!

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *