FeaturedHardware

¿Cómo montar una refrigeración líquida All In One en el PC?

Uno de los grandes problemas que se presentan a la hora de jugar es el tema de la refrigeración. Una buena refrigeración puede ser vital no solo para gamers, sino también para todos aquellos que utilicen muchos recursos en su ordenador y le exijan demasiado a su CPU.

Nuestro problema ha sido precisamente ese: con el disipador que teníamos la CPU anda un poco pasadita de vueltas en cuanto a temperatura, así que la decisión ha sido sencilla. Había que cambiar el disipador ya. Bueno independientemente de cuál sea nuestro elegido, nosotros nos hemos lanzado a por un sistema de refrigeración líquida. En nuestro caso hemos utilizado el Cooler Master Masterliquid Pro 140, primero porque confiamos en la marca Cooler Master y, además, ofrecía una solución completa con ventiladores de 140 mm a un precio bastante razonable y 100% compatible con nuestra caja, Termaltake Core V1.

Montaje

Lo primero que debemos hacer es desmontar todo aquel componente que nos pueda molestar a la hora de instalar la refrigeración. En nuestro caso concreto, hemos tenido que desmontar todo el conjunto para poder extraer nuestra placa base.

El siguiente paso es instalar los ventiladores del radiador. Debemos tener en cuenta que los ventiladores de esta refrigeración líquida, en concreto, traen una opción para decidir el sonido que producirán. Es una pequeña pestaña situada en el lado donde está impresa la marca Cooler Master.

Cada ventilador viene con una goma o revestimiento de caucho que pondremos entre el radiador y el ventilador. Os recomendamos que tengáis en cuenta el largo del cable y que comprobéis que llega correctamente al conector de la placa base. Atornillamos el primer ventilador por el lado de los tubos, como se ve en la imagen: 

Con esto conseguimos ventilar el radiador cogiendo aire del exterior. Una vez atornillado, falta poner el segundo ventilador al otro lado del radiador. Nosotros decidimos quitar el ventilador que venía en el frontal de la Thermaltake Core V1 y sustituirlo por el segundo ventilador de este conjunto de refrigeración líquida.  Quedando de la siguiente forma:

Como podéis ver en las imágenes, la caja está prácticamente vacía, de hecho lo único que queda es la fuente de alimentación y el disco duro. Así que, ahora, viene la parte en la que comenzamos a instalar el disipador en nuestra placa base.Si teníamos un disipador anterior, es importante que, tras desmontarlo, retiremos toda la pasta térmica.

Atornillamos los anclajes a ambos lados del disipador de refrigeración líquida, como podéis ver en la imagen de más arriba. Una vez estén atornillados, tendremos que hacer lo mismo con los de la placa base. Ojo, que hay que tener en cuenta si nuestro procesador es Intel o AMD, puesto que los anclajes del disipador son diferentes. En nuestro caso hemos montado los anclajes para un procesador Intel.

Situamos la placa base en su lugar y volvemos a conectar todos los componentes que no nos impidan la instalación del disipador. Nuestro siguiente paso es poner pasta térmica sobre el procesador.

Ya solo nos queda retirar la pegatina protectora del disipador y situarlo sobre el procesador encajando los huecos de los anclases a los tornillos que salen de la placa base. Por último enroscamos las tuercas. 

A continuación os dejamos un vídeo para que veáis todo el proceso.

Consejos

  • Ten en cuenta la posición de los cables a la hora de instalar los ventiladores en el radiador y comprueba que llegan bien a los conectores.
  • Si teníamos un disipador ya montado: Retirar toda la pasta térmica del procesador.
Etiquetas

Isis Vecino

Periodista y ahora especialmente volcada en gaming y tecnología ¡Por fin!

Artículos relacionados