NoticiasVideojuegos

Oxygen Not Included se lanza al negocio del petróleo

Empecemos por las presentaciones. Kley Entertainment, desarrolladores de títulos como Don’t Starve, presentó el pasado 18 de mayo su último Early Access, Oxigen Not Include. En su página principal nos presenta este nuevo proyecto como «un simulador de colonia espacial». Bueno, eso sería una descripción tan escueta para el título como decir que Dark Souls es un juego difícil.

Su objetivo principal por ahora (no hay que olvidar que se encuentra en desarrollo), es llevar adelante una colonia espacial en mitad de un asteroide en el que tus colonos o «duplicantes» han aparecido sin saber exactamente el motivo. Hasta ahí bien, ¿no? Concuerda con la descripción. Pero lo curioso viene cuando tienes que empezar a jugar con gases, líquidos y sólidos de manera que consigas crear una base autosuficiente o que al menos lo parezca. Y esto no es tarea fácil, ya que debemos gestionar la electricidad, el agua potable, el oxígeno que generamos y consumimos e, incluso, los residuos que generan nuestros duplicantes, a los que más nos vale no cogerles mucho cariño, al menos en nuestra primera partida.

Oro negro

Como descripción a grosso modo es suficiente, pero ¿a qué viene lo del petróleo en todo esto? Pues bien, antes de su última actualización el pasado 5 de octubre, a más de uno la gestión energética nos daba algún que otro quebradero de cabeza. Las fuentes disponibles (gas natural, hidrógeno, carbón y la inestimable energía cinética de nuestros duplicantes) se demostraban a veces insuficientes en unas bases cada vez más grandes y con más colonos. Mientras que en el anterior parche nos habían introducido una nueva amenaza a tener en cuenta, las enfermedades y la interminable guerra contra las bacterias e infecciones, se iba haciendo cada vez más necesario encontrar formas eficientes de generar energía en grandes cantidades. Es aquí donde entra la última actualización, ya que nos presenta un nuevo recurso, el petróleo.

A través de su extracción y refinamiento podremos obtener dos recursos: gasolina y plástico. El primero sirve para dar solución a nuestros problemas energéticos mediante su uso como combustible. Al igual que ya habíamos visto con otras máquinas, nos supondrá sacrificios (en este caso agua) y generará polución en forma de gas natural, aunque si somos un poco avispados podremos usar esto para crear nuestra propia planta energética. El plástico, por su parte, nos permitirá expandir las comodidades de nuestra floreciente base.

Además del petroleo y sus derivados, la actualización ha venido cargada de mejoras y arreglos, entro los que caben destacar especialmente dos. Primero, la posibilidad de crear habitaciones que, en caso de cumplir ciertas características, obtengamos algún tipo de bonus cuando nuestros duplicantes trabajen en ellas (p. ej. cantinas, dormitorios, cuartos de baño…). En segundo lugar han expandido el árbol de tecnologías, haciéndolo más complejo e interesante. En caso de que queráis consultar todas las nuevas características del parche, podéis encontrarlas en su página de Steam.

La próxima actualización será dentro de 4 semanas, o al menos eso nos indican los desarrolladores en la propia pantalla de título del juego. Habrá que esperar para ver qué nos traerán, ya sea para facilitarles la vida a nuestros colonos o para sembrar el caos en la base.

Fuente
Página oficial en SteamPágina oficial de Kley Entertainment

Javier

Historiador y aficionado a los videojuegos, ¿existe algo más pedante?

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba