Guías y Trucos

Primeros pasos: Santuario de la Vida

Escuchamos una voz femenina que apremia para que nos despertemos. Una vez más nos ponemos en la piel de Link, pero en esta ocasión, despertaremos de un largo letargo en un lugar conocido como el Santuario de la Vida.

Nada más despertar y ponernos en pie, descubriremos que no tenemos grandes cosas. Nada de armas y nada de equipación para esta primera sala. Podéis estar tranquilos porque aún no encontraremos ningún enemigo.

Si nos acercamos al atril o pedestal que vemos a nuestra izquierda – dejando el tanque de agua a nuestra espalda – conseguiremos la Piedra Sheikah.

Este curioso artefacto nos va a ser de gran utilidad en esta aventura, ya que gracias a él podremos tener acceso al inventario, al mapa y a otros módulos que iremos descubriendo según vaya avanzando el juego.

Una vez retiremos la Piedra Sheikah de su pedestal, la puerta que tenemos a la derecha se abrirá dándonos acceso a una segunda sala en la que podemos ver varias cajas apiladas, unos cuantos barriles en mal estado y dos cofres. Si no queréis perder el tiempo, dirigios directamente a los cofres que contienen un pantalón viejo y una camiseta vieja. Las cajas aún no podréis romperlas y los barriles, que si los cogemos y los lanzamos, sí que se romperán, no nos van a dar nada.

Podéis equiparos la camiseta y los pantalones viejos entrando a la alforja con (+) como indica el tutorial.

En esta sala no hay mucho más que hacer, debemos continuar hasta el fondo donde encontraremos otra puerta cerrada y a su derecha un atril similar al que encontramos en la sala anterior. Al examinarlo, comenzará una cinemática y la puerta se abrirá.

Al hacerlo, tendremos acceso a un nuevo lugar. En esta ocasión, tras subir las escaleras, encontraremos un pasillo excavado en la roca, con un pequeño charco y una pared de piedra al fondo. Lo único que nos queda por hacer es escalar esa pequeña pared de piedra y alcanzar la salida. Un último tramo de escaleras nos lleva a una nueva cinemática de presentación del juego, en la que salimos de una especie de gruta y recorremos una pequeña pradera hasta llegar a un saliente y divisar gran parte de los nuevos paisajes de Hyrule.  Nos encontramos en la Meseta de los Albores.

Etiquetas

Isis Vecino

Periodista y ahora especialmente volcada en gaming y tecnología ¡Por fin!

Artículos relacionados