Anime y MangaFeatured

Saint Seiya Lost Canvas. Una obra de arte inacabada (¿o no?)

Lost Canvas es un spin off de la mítica serie de anime y manga Saint Seiya, o como la conocemos en España, Los Caballeros del Zodiaco del mítico autor Masami Kuramada. Lost Canvas es una obra escrita e ilustrada por Shiori Teshirogi, autora bastante conocida por sus shonen.

Este anime llegó en el momento en que Kurumada decidió permitir a otros autores utilizar su idea de Saint Seiya y, para ser honestos, con bastante mejor resultado del que él mismo estaba obteniendo. De hecho, son muchos los fans que aseguran que la cancelación de la tercera temporada del anime tuvo que ver con este hecho. Sin embargo, el motivo real parece deberse a la baja demanda de los DVD’s y Blu Rays, pese a su éxito en la pequeña pantalla y el doblaje a once idiomas.

Sea como fuere, Teshirogi creó una verdadera obra de arte en un momento en que Saint Seiya no parecía levantar cabeza. Kurumada, cuyo sueño era conseguir animar la Saga de Hades (aún inédita en la pequeña pantalla) y llevar a los caballeros al Olimpo de los Dioses, donde se enfrentarían al mismísimo Zeus, vio truncada su idea. Tras la saga de Asgaard (solo publicada como un anime), la saga de Poseidón se convertía en una repetición constante para un anime que comenzaba a estar en decadencia. Honestamente, yo misma recuerdo vagamente el anime de mi infancia y releí el manga años después y reconozco que la Saga de Poseidón no me disgustó, porque no recordaba absolutamente nada de la saga de Asgaard. En cuanto a la Saga de Hades, se me hizo pesada y tediosa y el final del manga me dejó un regusto agridulce y algo contradictorio. Motivo por el cual, cuando descubrí Lost Canvas, volví a emocionarme con Saint Seiya.

Lost Canvas vuelve a darle ese respeto reverencial a los personajes que aparecen, tratándolos con mimo, con cuidado y con una estética bastante próxima al anime y manga tradicional, pero a su vez algo más depurado. La historia de un Hades reencarnado en la persona de corazón más puro nos presenta el clásico contrapunto entre el bien y el mal, pero enfocándolo desde el punto de vista de su corrupción. Alone, Tenma y Sasha son tres personajes muy profundos, unidos y a la vez distantes. Todo Lost Canvas está lleno de estos contrapuntos, de claro-oscuros, que hacen de esta serie una verdadera obra de arte.

Lost Canvas tiene su ubicación en una Italia del siglo XVIII y presenta la misma idea de los caballeros que protegen a la diosa Atenea. Para comenzar, la aparición de «caras» conocidas como Dohko de Libra o Shion de Aries, ya nos aporta un nexo de unión bastante potente que nos recuerda la serie original. El objetivo de Teshirogi, entonces, resulta bastante claro: reproducir la Guerra Santa inmediatamente anterior al periodo de Saori como diosa Atenea y en la que participaron tanto Dohko como Shion.

Con este argumento ganador, con un enclave entre romántico y barroco y unos personajes que nos van sorprendiendo a cada paso, Teshirogi nos presenta a una nueva decena de caballeros de oro. Aunque son muy semejantes a los clásicos caballeros de oro, casi todos tienen un trasfondo mucho más profundo.

Caballeros de Oro: tradicionales y antecesores

A continuación os vamos a presentar a los caballeros de oro de Lost Canvas y vamos a compararlos con los tradicionales.

Shion (Lost Canvas ) y Mü de Aries

Shion no nos es desconocido, ya que lo vimos como espectro en la tradicional saga de Saint Seiya. Es el maestro de Mü y toma un papel protagonista en esta historia junto de Dhoko de Libra. Aunque los ataques son los mismos y la armadura es muy similar, el estilo de dibujo cambia radicalmente entre ambos. De hecho, os incorporamos a la galería imágenes del Shión de Kurumada.

Aldebarán de Tauro

Todos los caballeros de Tauro parece ser que responden al nombre de Aldebarán, por lo que señor Hasgard de Lost Canvas, también es conocido por este nombre. Aunque en el anime original Aldebarán se presenta como uno de los caballeros más resistentes, a penas se trata su historia y sabemos muy poco de él. La historia del señor Hasgard es bastante más potente y ahonda en un caballero con un corazón inmenso y bondadoso, tal vez un poco como nos imaginábamos al propio Aldebarán original. En cuanto a los aspectos, el señor Hasgard parece mayor (aunque en realidad solo tiene 28 años) pero también hay que pensar que estamos hablando del siglo XVIII donde la esperanza de vida no era la misma. La armadura tiene muy pocas diferencias y casi todas ellas, están más motivadas por el estilo del dibujo que por tratarse de cambios sustanciales. Tal vez el único aspecto destacable sea el color de las mallas.

Aspros y Deuteros (Lost Canvas) y Saga y Kanon de Géminis

En ambos casos los caballeros de Géminis son gemelos, uno más vinculado a la luz que el otro. En el caso de Saga y Kanon estos extremos son exagerados, mientras que Aspros y Deuteros acaban colaborando juntos. No hay demasiadas imágenes de ambos, pero por lo que podemos ver, las armaduras son muy semejantes e incluso su apariencia, salvando la de Deuteros que suele aparecer con una máscara, también es parecida.

Manigoldo (Lost Canvas) y Death Mask de Cáncer

Ya era hora de que el Santo de Cáncer fuera redimido… porque siempre he pensado que Kurumada tenía algún pariente al que no aguantaba bajo este signo zodiacal, o una ex que lo hizo la vida imposible. Bromas aparte, Manigoldo llega para salvar la imagen y reputación de uno de los personajes más flojos, con menos gracia y peor tratados de la historia. Bien es cierto que en Sould of Gold, Death Mask se muestra de otra manera, pero hasta ese momento, es uno de los caballeros del oro más cutres. No vale ni como villano.  manigoldo, aunque un poco ratero, de mal carácter y algo incomprendido, representa bastante bien al símbolo de cáncer. Aunque son dos de los personajes que más se parecen físicamente entre ellos sin tener nada que ver, las armaduras si son diferentes. La de Manigoldo es mucho más sencilla, no lleva ni una sola gema ni detalle en color de ningún tipo.

Regulus (Lost Canvas) y Aioria de Leo

Si Aioria de Leo nos fascinó con su historia y la de su hermano Aioros, Regulus no se queda atrás con la historia de su padre Ilias, anterior Santo del León. Según Asmita de Virgo, Regulus es del Santo del león más fuerte que ha tenido el Santuario. De apariencia un poco más juvenil que Aioria, su armadura, como en el caso de la del Santo de Cáncer, es algo más sencilla, sin incrustaciones de piedras.

Asmita (Lost Canvas) y Shaka de Virgo

Asmita y Shaka son prácticamente dos gotas de agua, o al menos a mí me lo parecen. No podrían ser más parecidos, aunque sus armaduras sí tienen distinciones bastante visibles, como el cinturón que porta la de Shaka y que no aparece por ninguna parte en la de Asmita. En ambos casos, los dos santos permanecen con los ojos cerrados, pero Shaka lo hace por voluntad propia, mientras que Asmita es ciego y es representado de esa forma. En un primer momento, Asmita parece un enemigo del Santuario, pero con el tiempo comprenderemos la historia profunda tras el personaje.

Dohko de Libra

En la serie original nadie reclama la armadura de libra y quién se preveé que la porte en el futuro es Shiryu, el Caballero del dragón y aprendiz del propio Dohko. Quizá es con este personaje con el que mejor se pueden ver los diferentes estilos entre Kurumada y Teshirogi. Su cabello rojizo prevalece en ambos casos y la armadura es prácticamente la misma, quizá la única diferencia es la posición del tridente y de los escudos, que en vez de en los brazos los lleva a la espalda colgados.

Kardia (Lost Canvas) y Milo de Escorpio

Kardia y Milo son otro buen ejemplo de dos gotas de agua. Es más, si me dijesen que es el mismo personaje dibujado por dos personas diferentes, también me lo creería. Sin embargo, poco sabemos de Milo y mucho se cuenta sobre la historia de Kardia. Kardia es un personaje muy vital, sobre todo si sabemos lo mal que comienza su historia. Lost Canvas nos presenta un caballero de Escorpio un tanto irresponsable y vividor, pero con una gran lección de vida por compartir. En cuanto la armadura, ambas son muy semejantes, y el único rasgo que las diferencia es la ausencia de piedras.

Sísifo (Lost Canvas) y Aioros de Sagitario

Es complicado comparar a un caballero que participa y, además, activamente en la Guerra Santa, con otro que apenas muere nada más comenzar la serie. Aioros nos abandona desde el principio y solo sabemos de sus gestas por lo poco que cuenta el abuelo de Saori y algunos miembros de Santuario que lo consideran un traidor. La información que recibimos del Santo de Sagitario es contradictoria, hasta que se alza como un héroe y se limpia su nombre. En cualquier caso, Sísifo no iba a ser menos que Aioros y, aunque él si puede participar en la Guerra Santa, es uno de los caballeros más unidos a Atenea, jugando un papel protagonista durante la Guerra. De nuevo encontramos muchos parecidos entre ambos santos y la armadura resulta exactamente igual.

Cid (Los Canvas) y Shura de Capricorio

Cid es uno de los personajes más carismáticos y valientes de esta serie. Si Shura no nos dejó indiferentes durante la lucha en el Santuario, Cid se convertirá en uno de los santos más queridos de Lost Canvas. En cuanto a la semejanza entre ambos, podemos decir que se dan un aire y sus armaduras son muy parecidas, quizá los únicos detalles reseñables son las hombreras y el casco, que en el caso de las del Cid, las primeras tienen una especie espolones y el casco tiene los cuernos bastante más discretos.

Degel (Lost Canvas) y Camus de Acuario

Degel y Camus se parecen tanto como un churro y una castaña. No podían haber creado dos personajes más distintos, tanto en apariencia como en forma de ser. Camus eran un maestro bastante frío con Hyoga, sin embargo Degel no puede evitar ser mucho más amable, aun con la gente que no conoce. Su nombre significa deshielo, y está claro que le va que ni pintado, porque su carisma no es ni de lejos tan  arrollador como el de Camus ni tampoco lo es su sentido del deber, es muchísimo más tranquilo y relajado y bastante más práctico. En cuanto a las armaduras, de nuevo desaparecen las gemas y los adornos.

Albafica (Lost Canvas) y Afrodita de Piscis

Para mí, uno de los personajes más entrañables de esta serie es Albafica. Así como Afrodita y su «belleza extraordinaria» me dejaron completamente indiferente en la Saga del Santuario, Albafica consiguió conmoverme desde el minuto uno y sin necesidad de hacer nada, solo gracias a la historia que cuentan otros por él.  Su trasfondo es muy potente para lo breve que es su aparición. En cuanto a la apariencia, Albafica no se parece a Afrodita (¡Gracias a Dios!), aunque tratan darle una belleza desmesurada con respecto al resto de los santos, Albafica cuenta con una belleza masculina. Personalmente, cada vez que miro a Afrodita me viene a la mente la clásica muñeca vestida de flamenca …  En cuanto a las armaduras, es otro caso de armadura idéntica.

Argumento 

Sasha, la reencarnación de Atenea,  nace en un pequeño pueblo italiano en el siglo XVIII y acaba viviendo en un orfanato, hasta que es recogida por un caballero y llevada al Santuario. Unos años más tarde, Tenma despierta un increíble poder en él para poder salvar a sus amigos del desbordamiento del río. Esta fuerza es presentida por Dohko que pasaba por la zona y acaba llevándose también a Tenma al Santuario. El único que queda en el pueblo es Alon, el más puro de corazón de los tres, que acabará siendo el elegido de Hades para reencarnarse. Así , da comienzo la Guerra Santa.

¿Dónde puedo ver esta serie?

Si lo que quieres ver es el anime, lo primero que debes saber es que no está terminado. Como he mencionado antes, se canceló en la tercera temporada, que nunca llegó a salir. Sin embargo, es fácil de encontrar en AnimeFLV o en Netflix como Saint Seiya: The lost canvas.

Si lo que quieres es leer la historia completa, entonces te recomiendo que acudas a los mangas. Son 224 capítulos de la historia principal que pueden encontrar en Inmanga y otros 90 de una serie de tomos conocidos como Saint Seiya: the lost canvas Gaiden relacionados con cada uno de los personajes, de forma que descubrimos mucho más sobre Degel, Kardia o la propia Atenea, a través de historias cortas.

 

Etiquetas

Isis Vecino

Periodista de día, gammer de noche.

Artículos relacionados