FeaturedGuías y TrucosVideojuegos

Sistema de batalla en Xenoblade Chronicles Definitive Edition

Sabemos que la saga Xenoblade se caracteriza por tener un sistema de batalla de todo menos simple. Este Xenoblade, remake del original, no se queda atrás. Si bien es más sencillo que el sistema del XC2, sigue siendo lo suficientemente complicado como para dar más de un quebradero de cabeza a los jugadores poco avezados en el mundo de los RPG.

Sin embargo, no hay nada que temer. Voy a explicaros de la forma más sencilla y comprensible posible todo el sistema de combate.

COMBATES A TIEMPO REAL

Lo primero que debemos saber es que los combates sucederán a tiempo real, en el propio escenario real, como ocurre con todos los juegos de la saga Xenoblade. Eso quiere decir que no apareceremos en un escenario ajeno al resto del mapa, por lo que el resto de criaturas a nuestro alrededor podrán interactuar o incluso unirse al combate.

Cuando comencemos un combate, tendremos a un máximo de 3 personajes en batalla. Nosotros manejaremos solo a 1, mientras que los otros 2, serán usados por la cpu.

AUTO ATAQUES

Cuando comencemos el combate, nuestros personajes realizarán ataques automáticos al enemigo sobre el que fijemos blanco. Podremos cambiar el blanco fijado (en el menú de opciones, podremos seleccionar la forma de fijar blanco que más nos guste). Además, con la cruceta, podremos indicar a nuestros aliados que ataquen al mismo enemigo que nosotros, que se dispersen o que nos sigan.

Estos auto ataques, aparte de hacer un daño bajo al enemigo, ayudarán a cargar el Arte Especial de nuestro personaje, pero de eso hablaremos más adelante.

ARTES

En Xenoblade Chronicles Definitive Edition, cada personaje tendrá una serie de artes, que aprenderá con la subida de niveles. Podremos escoger un máximo de 8 para equiparle, de forma que pueda utilizar en combate. Sin embargo, las artes tienen un código de iconos y colores que servirán para aprender qué hace cada una. Os las explico a continuación:

Según la posición de los iconos: 

  •  Espada diagonal: ataca a un enemigo en cualquier posición
  •  Espada diagonal con un arco: ataca en área a varios enemigos
  •  Espada horizontal: Hace efectos adicionales si golpeamos desde el flanco
  •  Espada vertical: Hace efectos adicionales si golpeamos desde la espalda

 Una franja horizontal en medio del arte: es etérica, es decir, «mágica».

 Otros iconos: Indican si influye en la rabia del enemigo (ojo), si es curativa (corazón), si es protectora (escudo) etc.

Y según su color: 

  • Rojo: Ataque de daño, junto a otros efectos como el desangrado según cada arte.
  • Rosa: provoca desprotección
  • Verde: provoca derribo
  • Amarillo: provoca aturdimiento
  • Morado: afecta al éter
  • Azul: otros efectos, como curación, protección y soporte en general

Con estas premisas, con el ejemplo de esta imagen, veréis como ya sabéis qué hace exactamente cada ataque de Shulk sin tener prácticamente que leer su descripción.

Recordad que para que las artes provoquen sus efectos especiales, como la desprotección, hay que hacerlos desde la zona indicada (flanco, o espalda), aunque algunos enemigos podrán resistir dichos estados.

Estas artes podrán ser mejoradas en el menú de artes, aunque al principio, hasta un nivel limitado. Para ampliar ese nivel máximo, necesitaremos obtener tomos de Artes medios y superiores.

Solo necesitamos un tomo intermedio y otro superior por arte y personaje. Algunos tomos superiores se obtienen de enemigos de alto nivel, pero la mayoría se encuentran en las tiendas.

ARTES ESPECIALES

El arte central de cada personaje es su Arte Especial. Esta solo se recarga con los ataques automáticos. Se trata de ataques especialmente fuertes que harán mucho daño a los enemigos.
En el caso de Shulk, el especial nos permitirá desplegar la Monado y acceder a las artes de la Monado.
Sin embargo, no debemos usar la Monado a lo loco, ya que entre las artes de la Monado existen varias que nos pueden salvar de una muerte casi segura en algunos combates.

ARTES DE LA MONADO Y VISIONES

Poco a poco, iremos descubriendo dichas artes, pero de momento, para evitar spoiler, os hablaré de cómo usarlas de forma eficaz.

En ocasiones, como se descubre al principio del juego, la Monado nos proporcionará visiones del futuro, en los momentos en los que un ataque vaya a poner a nuestros personajes en serio peligro.

Estas visiones nos darán un margen de pocos segundos para tratar de evitar dicho peligro.

Utilizaremos esta imagen para entenderlo mejor:

Observad la visión en la parte superior. En ella podemos ver, a la izquierda, el enemigo que va a realizar el ataque. A continuación, en el centro, el tipo de daño (en este caso, en área, en forma de abanico), y el nombre del ataque. A la derecha, (tapado en la foto), el personaje sobre el que se centrará el ataque, y el daño. Debajo, los segundos que quedan para que el ataque se realice.

ATENTOS A ESTO: el nombre del ataque puede estar en 3 colores.

  • Rojo: es un ataque que se puede esquivar con el Arte de Monado de Velocidad, usa dicha Arte de Monado en el personaje sobre el que se va a centrar el ataque.
  • Blanco: es un ataque que se puede esquivar con el Arte de Monado de barrera, pero cuidado con esto: los ataques de nombre blanco tendrán un nivel (I, II, III etc). Para poder bloquearlos, nuestra barrera debe tener el mismo nivel o más, así que subid el nivel de este arte siempre que podáis. Además, la barrera solo bloquea un especial enemigo, por lo que tratad de no lanzarla antes de la cuenta.
  • Morado: Es un arte etérica, no se puede esquivar, pero se puede centrar la rabia del enemigo en otro personaje, o podemos tratar de matar al enemigo antes de que la realice.
Otro punto a tener en cuenta de las visiones son los avisos.
 
Cuando tenemos una visión, podemos avisar del peligro a uno de nuestros compañeros de combate, de forma que este compañero, podrá realizar una de sus artes sí o sí, incluso aunque esta estuviera cargando. De esta forma, aunque nosotros planeemos evitar el ataque con un Arte de la Monado, podemos pedir antes a la sanadora que nos cure, o a otro compañero que haga un ataque, lo cual nunca viene nada mal. Es un pequeño truco que os ayudará bastante.
Sabiendo esto, tendremos buena parte de los combates dominados.
Pasemos al siguiente punto.

ATAQUES EN CADENA

Estos ataques permitirán a nuestros personajes encadenar sus artes para dañar al enemigo, y además, cuentan con varias ventajas adicionales.

La primera es que, si hacemos un ataque en cadena, lograremos afectar al enemigo con todos los estados alterados posibles.

Esto significa que lograremos desprotegerlo sí o sí, para poder hacerle la cadena entera de desprotección – derribo – aturdimiento. Es la mejor forma de derrotar enemigos duros o mecánicos.

Además, podremos realizar varias rondas de golpes. A más afinidad exista entre los personajes de nuestro equipo, más rondas realizarán.
Para realizarlos, debemos colocar el puntero sobre el arte especial pero mover con la cruceta arriba y abajo, hasta seleccionar el ataque en cadena. Eso sí, para poder activarlo, necesitamos que las tres barras de afinidad (azules, arriba a la izquierda) estén llenas.
 

RABIA Y ARDOR

 
Son otros dos de los parámetros a tener en cuenta en el combate de Xenoblade.

La rabia indica cuánto se fijará el enemigo en nosotros. La provocamos al atacar al enemigo, o al curar a nuestro equipo. El enemigo siempre atacará al aliado que le provoque más rabia, por lo que lo ideal sería lograra que los atacantes o sanadores provocaran la menos posible, y que los defensores, atrajeran toda la rabia que pudieran para ser el foco de atención.

La veremos marcada por un círculo rojo alrededor del personaje que esté siendo objeto de la rabia. La flecha amarilla indica la dirección del enemigo que esté dirigiendo sus ataques a nuestro personaje.

Por otro lado, el ardor de combate indica la motivación de nuestros personajes en la batalla. Aumenta cuantos más críticos y artes realicemos, y descenderá cuando recibamos daño o los aliados sean derrotados en combate. Se marcará por los iconos de los rostros de los personajes a la izquierda, podremos ver su estado de ánimo con claridad.

Si el ardor es alto, haremos más daño y efectos alterados. En cambio, si es bajo, nuestros personajes fallarán muchos ataques.

Podremos motivar a un compañero con menos ardor que nosotros acercándonos a él y pulsando B, lo cual además aumentará la afinidad con él.

CURACIÓN Y POCIONES

En este Xenoblade no hay poción alguna. Solo sanaremos en combate con las artes. Fuera del combate, recuperaremos rápidamente toda la salud en un momento.

Si un compañero cae en batalla o es afectado por un estado alterado, podremos ayudarlo acercándonos a él y pulsando B, aunque cuidado. Resucitar en combate gasta una barra de afinidad (arriba a la izquierda), y si nos quedamos sin ninguna y cae nuestro personaje principal, el combate habrá terminado.

De la misma forma, si nuestro personaje principal cae 5 veces en el mismo combate, habremos sido también derrotados.

AURAS

Tanto los enemigos como nosotros mismos, podremos usar las Auras, para provocar ciertos efectos en los enemigos. Algunas de estas auras provocan beneficios en los aliados, o perjudican a los enemigos.

Una de las auras más molestas es la corrosión, que nos devolverá parte del daño que provoquemos al enemigo, pero por suerte, tendremos un Arte de la Monado que sirve para desactivar esta clase de auras en los enemigos.

SENCILLO Y COMPLEJO

Como veis, se trata de un sistema con una base sencilla pero que a la vez posee multitud de parámetros a tener en cuenta de cara a las batallas. A veces cuesta trabajo recordarlo todo, pero con la práctica, los combates serán dinámicos y no nos darán respiro.

Es una buena antesala al sistema del XC2, y al igual que sucede en todos los juegos de la sala, nos incitará a explorar aunque eso sí, teniendo cuidado con las criaturas de altos niveles que deambulan por todos los mapas. Son un peligro en el que no merece la pena perder el tiempo al principio.

Espero haber podido aclararos todas las dudas con este post, y si no comprendéis algo, ya sabéis. Podéis preguntarme sin miedo alguno.

Sin más, ¡un saludo, y hasta la próxima!

Etiquetas

Artículos relacionados